TOP
  /  Administrativo   /  La guía definitiva para empezar a declarar impuestos como trabajador autónomo

La guía definitiva para empezar a declarar impuestos como trabajador autónomo

La economía colaborativa ha revolucionado nuestra forma de trabajar. Ofrece a las personas la oportunidad de forjar sus propias carreras a medida. Ya sea para complementar tus ingresos con un trabajo ad hoc o para sustituir un trabajo de 9 a 5 a tiempo completo por un trabajo más flexible La economía colaborativa puede permitirte desarrollar tus habilidades y crearte una reputación en tu sector preferido.

Aunque hay muchos beneficios asociados a ser un trabajador por cuenta ajena, también puede haber algunos inconvenientes, y lidiar con su responsabilidad fiscal es uno de ellos. Atraídos por la posibilidad de aumentar sus ingresos y trabajar en un horario personalizado, muchos pasan por alto la importancia de completar las declaraciones de impuestos, auto-devoluciones y declaraciones de impuestos cuando se incorporan a la economía colaborativa.


Por otra parte, algunas personas se resisten a convertirse en trabajadores por cuenta ajena porque creen que las obligaciones fiscales y administrativas serán más molestas de lo que merecen. Afortunadamente, esto no es así en absoluto.


Con nuestra práctica guía, puedes encontrar todo lo que necesitas saber sobre la gestión de tus impuestos como trabajador autónomo y agilizar tu administración. Para empezar, echa un vistazo a nuestros principales consejos para gestionar tus impuestos como trabajador autónomo:

Sepa qué normas se aplican a usted

Por suerte, esto no significa, en general, que tenga que pagar impuestos en toda una serie de jurisdicciones diferentes. En su lugar, se suele tributar de acuerdo con la normativa y las leyes del lugar donde se reside. Si tiene su sede en EE.UU. y sus clientes en el Reino Unido, Japón o AustraliaPor ejemplo, sólo tendrá que presentar sus impuestos al Servicio de Impuestos Internos (IRS).

Sin embargo, si es un autónomo al que le gusta viajar, tendrá que considerar si esto afectará a su responsabilidad fiscal. Si viaja al extranjero durante un periodo prolongado y sigue trabajando a distancia, por ejemplo, esto podría afectar a su condición de contribuyente. Por ello, es fundamental que compruebe qué normativa se le aplica y determine dónde y a quién debe pagar impuestos.

Regístrese lo antes posible

Las autoridades fiscales no sabrán automáticamente que trabajas como autónomo o contratista independiente, así que es mejor que se lo comuniques enseguida. Si lo haces, tendrás acceso a una serie de recursos que te ayudarán a gestionar tus obligaciones fiscales.

En algunos casos, el registro puede llevar bastante tiempo, por lo que generalmente es mejor registrarse con bastante antelación a los próximos plazos. Recuerde que tendrá que registrarse ante las autoridades fiscales a las que esté obligado a pagar impuestos. Puede ser el IRS en Estados Unidos, por ejemplo, o el HMRC en el Reino Unido. Una vez que se haya registrado, podrá iniciar sesión en un portal en línea y acceder a la información que le corresponda.

Busque las opciones de autodeclaración

Cuando eres un trabajador autónomo, eres responsable de informar a las autoridades fiscales de los ingresos que has obtenido. En muchos casos, podrás declarar tú mismo, en lugar de contratar a un profesional para que verifique tus declaraciones. Además de mantener los costes bajos, esto puede simplificar la gestión de tu carrera como autónomo y te permite estar al día con tus obligaciones fiscales más fácilmente.

Sin embargo, tenga en cuenta que algunas autoridades fiscales le exigirán que se dé de alta en la autoliquidación de forma independiente a la inscripción como autónomo, comerciante individual o propietario único. La primera le permitirá presentar los datos de sus ingresos, mientras que la segunda simplemente notifica a la autoridad fiscal que está generando ingresos.

Mantenga un registro de sus finanzas

Una de las cosas más importantes que puedes hacer como autónomo es llevar un registro financiero detallado. Cuando tus finanzas están bien gestionadas, es mucho más fácil hacer frente a tus obligaciones fiscales. De hecho, podrá identificar sus ingresos, gastos y beneficios en cuestión de segundos si mantiene sus finanzas al día.

Hay muchas formas de hacerlo, desde escribir a mano una hoja de cálculo hasta usar una aplicación en el teléfono, así que simplemente encuentra la que mejor te funcione. Muchas aplicaciones y plataformas online relacionadas con los impuestos pueden vincularse a tu cuenta bancaria o a tu programa de facturación, lo que puede simplificar aún más tu gestión fiscal. Si quieres agilizar tus declaraciones de impuestos como trabajador autónomo, encontrar la aplicación adecuada y digitalizar tus finanzas suele ser el camino más fácil.

Deducir los gastos correctos

Como autónomo, lo más probable es que tenga que pagar el impuesto sobre la renta por lo que gana. Sin embargo, a veces los gastos relacionados con el trabajo pueden deducirse de tus ingresos antes de que se calcule tu cuota tributaria. Esto reduce la cantidad de impuestos que tienes que pagar, pero es muy importante comprobar qué tipos de gastos pueden deducirse antes de presentar la autoliquidación.

Si usted trabajar desde casaPor ejemplo, no podrá deducir de sus ingresos el coste de una camisa nueva, aunque la use para reuniones virtuales. Sin embargo, puede deducir el coste de un nuevo teclado, siempre que lo utilice únicamente para fines laborales.

Aunque las autoridades fiscales como el IRS proporcionan amplia información sobre legítimo gastos deducibles, puede ser complejo. Si no está seguro de si los gastos pueden deducirse o no de sus ingresos, siempre es aconsejable pedir ayuda a un profesional, como un contable o un asesor fiscal, o a la propia autoridad fiscal.

Reserve dinero cada vez que le paguen

Cuando se es empleado, se suele tributar en origen, lo que significa que el importe del impuesto sobre la renta que se debe se deduce del salario antes de cobrar cada mes. En cambio, los autónomos y los contratistas independientes deben pagar el impuesto sobre la renta una vez calculada su cuota.

Por lo general, tendrá que pagar impuestos trimestralmente o anualmente, dependiendo de la normativa regional o local, por lo que es importante reservar algo de dinero para poder pagar su factura de impuestos a tiempo. Si calculas tu cuota tributaria por adelantado, podrás saber qué cantidad tienes que reservar de cada factura a efectos fiscales.

Dependiendo de la aplicación o de la plataforma online que utilices, esta información puede incluso calcularse por ti, lo que te permite asegurarte de que estás reservando una cantidad suficiente para pagar tus impuestos. Las sanciones económicas suelen aplicarse cuando pagas tus impuestos con retraso, pero acostumbrarte a ahorrar una parte de tus ingresos para los próximos pagos de impuestos te ayudará a realizar los pagos pertinentes a tiempo.

Cómo gestionar su responsabilidad fiscal como trabajador autónomo

Hacer la declaración de la renta y autodeclararla puede parecer abrumador al principio, sobre todo si no lo ha hecho nunca. Sin embargo, en la práctica es mucho más fácil de lo que parece. Con millones de personas que generan ingresos a través de trabajos independientes y de actividades secundarias, la gestión de tus propios impuestos es cada vez más común.

Además, hay mucha ayuda disponible. Desde guías en línea y líneas de ayuda oficiales hasta contadores personales y prácticas aplicaciones, puedes acceder a consejos de expertos y apoyo independiente en cualquier momento.

Una vez que hayas establecido un sistema de gestión fiscal simple y sencillo, liberarás tu tiempo para centrarte en tu carrera. Como resultado, podrás sumergirte en el mundo de los autónomos, aumentar tus ingresos y disfrutar de convertirte en un trabajador autónomo de éxito.

Publicar un comentario